"La Legislación nos apoya en nuestra visión de futuro"
El Congreso ha aprobado el Proyecto de Ley por el que se reforma la legislación civil y procesal para el apoyo a las personas con discapacidad en el ejercicio de su capacidad jurídica.
 

Gerente de FECLEM: “La Legislación nos apoya en nuestra visión de futuro”.

El objetivo de FECLEM es defender los derechos de las personas 600 a las que representa: derecho a decidir sobre su propia imagen, a una vida digna, al trabajo, a la vivienda, a heredar o a participar activamente en la vida social. Como fin último, la Fundación protege el derecho a recuperar la capacidad. Gracias a la reforma del a legislación civil y procesal en materia de discapacidad que ha aprobado el Congreso, se reconoce a nivel jurídico la capacidad de decisión de las personas con discapacidad, y se garantiza la igualdad de todas las personas ante la ley.

 

En 2006 empezábamos a caminar hacia un cambio de enfoque sobre los apoyos que necesitaba una persona con discapacidad. España se adhería a la Convención de Nueva York y nuestra aún joven Fundación ajustaba su rumbo para garantizar los apoyos jurídicos que necesitaba una persona con problemas de salud mental. A día de ahora y gracias a la aprobación en el Congreso de los cambios legislativos que ya ratificaba el Senado hace unos días, sabemos que nuestra apuesta era la adecuada. Para FECLEM, las fórmulas de asistencia jurídica a la persona tienen que ser entendidas como un apoyo para superar una situación de vulnerabilidad y una garantía del ejercicio de sus derechos. Una sentencia judicial en este sentido, tiene que nacer de una causa real y objetiva, encaminada hacia el beneficio de la persona.

Por ello, nuestra Fundación interpreta que las figuras de guarda y protección son fórmulas finitas, que no deben de prolongarse más de lo necesario. Para la Fundación, la modificación de la capacidad de obrar a causa de un problema de salud mental nunca será una medida permanente, ni que se tome por cuestiones de otra índole como pueden ser para propiciar el acceso a un recurso o porque la persona tenga necesidades económicas.

El apoyo de nuestra Fundación a la persona que lo necesita es garantía de protección de derechos, única y exclusivamente para aquellos casos en los que lo dictamine un Juez.

 

Una nueva etapa

Los cambios legislativos nos sitúan en un marco idóneo para seguir apostando por los sistemas de apoyo personalizados, acorde con las necesidades de cada persona. El ejercicio de su capacidad jurídica tiene que estar vinculado a las áreas de su vida en las que sí necesita apoyo profesional, por eso no puede ser una sentencia igual para todas las personas. Cada una de ellas es libre para tomar decisiones y únicamente necesitará entidades como la nuestra en el caso en el que sus derechos se puedan ver vulnerados y necesite apoyo. Somos garantía de derecho, una salvaguarda para impedir abusos en materia de derechos humanos, tal y como marca nuestra Legislación.

Afortunadamente, la reforma de la Legislación Civil en materia de discapacidad se centra en la realidad que llevamos muchos años viviendo. La actualización de la ley nos permitirá no encorsetar a la persona y poderle ofrecer los apoyos adecuados a su plan de vida.

El velar por la persona que necesita apoyos, respetar sus opiniones, administrar su patrimonio de la mejor manera, acompañarle en el ejercicio de sus derechos y apoyarle para que sea un ciudadano más en nuestra sociedad, es nuestro objetivo desde siempre. Esta Ley respalda nuestra idea de entidad tutelar.